nike air max 90 contrareembolso EMPRESA PUBLICA Y PRIVADA EN LA ECONOMIA

nike air max 90 precio EMPRESA PUBLICA Y PRIVADA EN LA ECONOMIA

Uno de los aspectos m s trascendentales ocurridos en el presente siglo, lo constituye la enorme expansi n de las actividades del Estado y su creciente intervenci n en la vida econ mica social. En otras palabras, el excesivo crecimiento del Gasto P blico. En los pa ses en desarrollo como Venezuela, se ha radicado en el Estado la funci n de incrementar el proceso de desarrollo. Estos pa ses, ante la necesidad de elevar y mejorar su nivel de vida, han procurado, a trav s de la acci n estatal, obtener un uso m s din mico y productivo de los recursos disponibles. En el caso de Venezuela, la expansi n de las actividades del Estado durante los ltimos cuatro o cinco decenios reviste caracter sticas de mayor significaci n que las de cualquier otro pa s. Antes del surgimiento petrolero, el gobierno era, desde el punto de vista econ mico, un ente pasivo, que limitaba sus actividades a mantener el orden interno y a desarrollar muy pocos programas en el rea social. El rol del Estado en la econom a venezolana se vio grandemente fortalecido como consecuencia del cambio de la base agropecuaria a la petrolera, ya que los recursos captados por el pa s, pasaron a ser administrados por el Estado, el cual tiene como funci n transferirlos a las diferentes reas de la actividad econ mica a trav s del gasto p blico. A partir de la cuarta d cada del siglo XX, los ingresos provenientes de la actividad petrolera han venido aumentando paulatinamente hasta el punto de convertirse en el sustento b sico del crecimiento econ mico del pa s. Adicionalmente, el incremento del valor de las exportaciones del hidrocarburo durante la d cada de los setenta (principalmente a fines de los a os 1973 y 1979), se ha traducido en una mayor afluencia de recursos fiscales, que ha determinado una creciente participaci n del Estado venezolano en la conducci n de la actividad econ mica la cual se acent a particularmente desde la primera mitad de la d cada de los setenta. De la misma forma que los ingresos percibidos por el Estado han venido increment ndose, tal situaci n tambi n ha ocurrido con los gastos que realiza el mismo, y que constituy uno de los pilares fundamentales de la actividad econ mica y social.

El Estado venezolano se caracteriza por lo siguiente

1. Planifica una pol tica inversionista, a fin de redistribuir las ganancias y solucionar las necesidades econ micas del pa s. 3. Rige toda la normativa legal del mbito econ mico. Es direccional. 4. Es centralista, ya que en la capital del pa s y sus zonas adyacentes est n las sedes principales de los organismos administrativos, econ micos y financieros, tanto p blicos como privados. Tambi n se toman, a nivel central, las decisiones econ micas m s importantes. Otra forma por medio de la cual interviene el Estado venezolano en la econom a nacional es a trav s de la Pol tica Fiscal de recaudaci n de impuestos. a. La Pol tica Fiscal son un conjunto de estrategias econ micas que el Estado pone en pr ctica para generar divisas, por medio de impuestos que deben pagar los productores, comerciantes y empresarios sobre los recursos explotados y comercializados. b. La Pol tica Monetaria y Cambiaria es otro elemento dinamizador de la econom a de un pa s, se maneja a trav s del Banco Central de Venezuela, el cual se gu a por los indicadores econ micos como el nivel de reservas internacionales, nivel de empleo y desempleo, ndice de precios al consumidor, ingreso salarial de la poblaci n, etc. Para establecer el valor del bol var y su peso cambiario. c. Los ingresos obtenidos por medio de las rentas petroleras constituyen en nuestro pa s la principal fuente de ingresos econ micos y puede afirmarse que la administraci n p blica depende en gran parte de estos recursos m s que de los ingresos por concepto de recaudaci n fiscal o control monetario y administraci n de divisas.

A lo largo de distintos per odos gubernamentales se han realizado ventas o concesiones de empresas del Estado a empresas privadas con los siguientes objetivos: 1. Optimizar los servicios p blicos. 2. Cambiar la pol tica de funcionamiento de dichas empresas. 3. Generar divisas que ingresen al patrimonio econ mico nacional. Los empresarios est n organizados en nuestro pa s en un organismo llamado FEDEC MARAS. Este ente es el m ximo representante de los empresarios privados ante el Estado. Por otro lado los trabajadores est n representados por los sindicatos que son organizaciones gremiales que mediante un convenio con los empresarios garantizan el respeto a los derechos y deberes de los trabajadores a su cargo.

Relaci n del Estado con los sindicatos

En esta Confederaci n est n representados algunos organismos que rigen la vida sindical del pa s y se encarga de buscar los m ximos beneficios a nivel contractual para los trabajadores. Cuando surjan problemas de incumplimientos por parte de los patronos empresarios, se recurrir ante el Ministerio del Trabajo para solicitar la creaci n de una Comisi n Tripartita Laboral que estar integrada por un Representante Sindical, un representante Empresarial y un representante del Ministerio del Trabajo con el fin de llegar a mutuos acuerdos o a la resoluci n de pliegos conflictivos. no es el nico gremio que representa a los trabajadores, sino que existen el nuevo Frente Bolivariano de Trabajadores o Fuerza Bolivariana de Trabajadores que agrupa varios gremios bolivarianos y otros como lo se ala el Informe Anual de PROVEA para el Per odo 2000 2001. El 21 02 2001 la Junta de Conducci n de la CTV, la Fuerza Bolivariana de Trabajadores, el Nuevo Sindicalismo, la Confederaci n General de Trabajadores (CGT), la Central Unitaria de Trabajadores (CUTV), sindicatos no confederados y el Movimiento de Pensionados y Jubilados, constituyeron la Comisi n Intersindical para la Unificaci n, Democratizaci n y Desarrollo del Movimiento Sindical Venezolano.

El organismo est integrado por 2 grandes pilares fundamentales representados por sus sectores, que incluyen 13 reas de la econom a: miner a, transporte, industria, telecomunicaciones, comercio y servicios, construcci n, medios de comunicaci n, energ a, seguros, banca, agricultura, pecuario y turismo; y por sus regiones, caracterizado por contar con un representante de cada uno de los estados del pa s. La Empresa Privada emplea, m s o menos, el 35% de la mano de obra del pa s. Estructura Econ mica Venezolana, Situaci n Externa

La constituyen los saldos de transacciones comerciales con el exterior, en mercanc as y servicios, en movimiento de capital y, finalmente, el resultado monetario de tales movimientos. Balanza de pagos Es aquella parte de las cuentas de una naci n, o cuentas nacionales, que contabiliza las transacciones hechas con el exterior. En ella se incluyen los pagos efectuados al extranjero por la adquisici n de bienes y servicios, junto con las entradas provenientes del exterior por los mismos conceptos. Como tal, es un sumario estad stico que muestra todas las transacciones externas en las que est envuelto un pa s durante un per odo dado de tiempo, un a o por ejemplo. No todos los pa ses presentan sus balanzas de pagos de un modo estrictamente semejante, ni designan con id nticos t rminos a sus partes componentes, aunque existen caracter sticas generales que siempre suelen respetarse. La balanza de pagos se compone de dos cuentas: la cuenta corriente y la cuenta de capital. La primera de ellas est integrada por la balanza comercial, que refleja el movimiento de bienes, y la balanza de servicios, que muestra el movimiento de las exportaciones e importaciones denominadas invisibles , las cuales incluyen todo tipo de servicios; la segunda muestra el saldo entre las entradas y salidas de capital. El saldo final de la balanza de pagos debe ser reconciliado mediante movimientos compensatorios sim tricos a dichos movimientos, que consisten en un aumento o disminuci n de las reservas internacionales que posee un pa s.

Son un aspecto muy importante en la econom a de un pa s. Las principales exportaciones de Venezuela son de petr leo y sus derivados, as como hierro, acero, aluminio, carb n, productos qu micos y otros productos de las industrias b sicas. Sus principales socios comerciales son Estados Unidos, Colombia, Reino Unido, Antillas Neerlandesas, Jap n, M xico, Italia, Alemania, Brasil, Canad , Francia y Espa a. El comercio ha aumentado con los pa ses miembros de la Comunidad Andina de Naciones, Comunidad y Mercado Com n del Caribe (CARICOM), Mercado Com n Centroamericano (MCCA) y Mercado Com n del Sur (MERCOSUR). Las crisis econ micas y sus repercusiones en la econom a venezolana Cada vez que el sistema capitalista mundial se resiente, los coletazos de ese malestar repercuten directamente sobre Venezuela a trav s de las fluctuaciones de su comercio exterior.

La crisis de 1825, que deprimi econ micamente a la Gran Breta a, redujo el precio del quintal del caf en Venezuela de 11 pesos en 1825 a 7,50 en 1827, cuando el peso del quintal oscilaba entorno a los 9 pesos. Entonces, muchos productores prefirieron dejar perder los frutos sobre los arbustos del caf . La crisis de 1836, provocada por la desmedida exportaci n de oro de Inglaterra a los Estados Unidos. Y las medidas tomadas por el Banco de Inglaterra para frenarla, as como sus efectos sobre el mercado financiero de Nueva York, trajeron consigo el derrumbe de los precios del caf en los a os sucesivos, hasta principios de 1840. La crisis de 1857, que afecto a Inglaterra, Francia y los Estados Unidos, iniciada a ra z de la disminuci n de los beneficios de la exportaci n de las minas de oro de California y de Australia y de ciertas l neas de ferrocarril, por cierto crisis ocasion en Venezuela la ca da de los precios del caf en un 20 por ciento, del az car en un 50 por ciento y de los cueros en un 70 por ciento. El cierre casi total del mercado exterior para las exportaciones venezolanas dej como saldo una balanza comercial desfavorable y un aumento en la deuda, tanto interna como externa. La crisis de 1882, iniciada con la quiebra financiera de la Uni n G n rale francesa, difundi ndose sus efectos negativos a muchos otros bancos e industrias europeas, sacudi a la bolsa de Nueva York entre 1882 y 1884, lo que llev a la quiebra a 404 bancos. Sus consecuencias fueron desastrosas para la econom a venezolana: baja en los precios internacionales del caf disminuci n del numerario circulante y, particularmente, de los ingresos por derechos de importaci n que, seg n la Memoria de Hacienda 1884 85, constituye la primera base de existencia del Tesoro P blico. La crisis de 1890, que estallo en Par s con el esc ndalo de Panam y del ring del cobre, llev a la quiebra parcial a la Casa Baring Brothers, removi al mercado financiero franc s, ingl s, italiano y estadounidense. Y se extendi hasta 1896, cuando se presento una severa crisis mundial de la sobreproducci n de caf particularmente por la intensa competencia del caf brasile o. En Venezuela, estas crisis provocaron una dr stica reducci n de los precios de exportaci n del caf , que dur hasta 1908. Adem s esos a os fueron aciagos para el pa s, ya que adem s, seg n R. J. Vel zquez (1973), se produjeron dos revoluciones, un ataque de viruela, una plaga de langostas y una larga sequ a. La baja de los precios del caf hizo perder el cr dito internacional del pa s, y ocasion la paralizaci n de las aduanas y una dr stica reducci n en las ventas que llev a la quiebra a muchos comerciantes. A finales de 1898, ante la gravedad de la crisis, el gobierno de Andrade someti a la C mara de Comercio de Caracas tres soluciones para superarla: la emisi n de papel moneda, la acu aci n de monedas de plata y el incremento de un 25% en las tarifas de aduana. Prudentemente, la C mara escogi la tercera medida.

Venezuela naci a la vida republicana con grandes problemas fiscales derivados de una costosa guerra independentista. Las continuas guerras civiles o levantamientos armados aumentaron sus deudas y convirtieron al pa s en un deudor cr nico y moroso, como lo llam Rodr guez Campos (1977), que carec a de cr dito y que era objeto de continuas reclamaciones de indemnizaci n, algunas veces no fundamentadas, pero que fueron fuente de amenazas internacionales. La crisis de 1902 fue el resultado de esta situaci n. A principios del siglo XX, la deuda total del pa s m s su servicio, superaba en m s de diez veces los ingresos fiscales de la naci n, e incapacit al gobierno para cancelarla. Todo eso llev al bloqueo del pa s en diciembre de 1902, que se manifest en la captura y la destrucci n de la marina de guerra, en el control de las costas y los puertos venezolanos por la alianza europea, concretamente anglogermana. La inestabilidad pol tica representada por la Revoluci n Libertadora, comandada por el banquero y comerciante Manuel Antonio Matos, contribuy , adem s, a profundizar los efectos de la enorme crisis que conmovi al pa s. La crisis de 1909, que, bajo la forma de una crisis de sobreproducci n, afect especialmente a los Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, y que se reflej en una disminuci n importante de los beneficios industriales y la quiebra de algunos bancos, repercuti sobre la econom a agroexportadora venezolana. La crisis de 1912, como consecuencia de la guerra de los Balcanes, produjo el p nico en las bolsas de Berl n, Londres y Nueva York, y fue seguida de una profunda depresi n industrial y un gran paro obrero, hasta la llegada de la recuperaci n en 1914, cuando se establece una econom a pr cticamente de guerra. Esta crisis deprimi la econom a de los pa ses productores de materias primas y alimentos, entre ellas la de Venezuela. La crisis de 1920 21, que deprimi el capitalismo mundial, trajo consigo una violenta ca da de las exportaciones agr colas, en volumen y valor. Los precios mundiales del caf y del cacao se redujeron, y el valor de las exportaciones agr colas venezolanas disminuy en un 47 por ciento en 1920 21, con respecto a 1918 19. Pero ya el petr leo estaba surgiendo como una alternativa de crecimiento y permiti menguar los efectos. En 1920 21 el petr leo aport el 2,3 por ciento de los ingresos fiscales, para situarse en un 21,2 por ciento en 1929 30. La crisis estadounidense de 1929 y la gran depresi n que le sucedi se reflejaron en una baja del consumo mundial del caf y del cacao, como consecuencia de la disminuci n del poder adquisitivo en los pa ses industrializados. Aparte de la depresi n de los precios de las materias primas, se produjo la desvalorizaci n del d lar y la reducci n de la actividad petrolera a escala mundial. En Venezuela, el valor de las exportaciones de 1932 33 se redujo en un 18,6 por ciento con relaci n al de 1929 30. El n mero de trabajadores ocupados en la industria petrolera se redujo en m s de las dos terceras partes; el total de remuneraciones pagadas por esa industria disminuy en un 65 por ciento, el gasto p blico cay en 42 por ciento, y el valor de las exportaciones y de las importaciones se redujo en el 21 y 70 por ciento, respectivamente. La crisis, combinada con el alto valor del bol var, pues no se devalu en esa oportunidad, puso fin a la etapa agrario exportadora de la econom a venezolana y aument la dependencia econ mica nacional con respecto al petr leo. La crisis de 1959 63. Una vez depuesta la dictadura de P rez Jim nez, el gobierno venezolano tom una serie de medidas de ndole social, las que unidas al inestable ambiente pol tico existente (como consecuencia de sublevaciones militares y de la subversi n guerrillera), ocasionaron una crisis econ mica, que afect particularmente a la industria de la construcci n, uno de los sectores m s activos y fuente generadora de empleo. En esa poca el gobierno intervino activamente en la actividad petrolera, con su pol tica de no otorgamiento de nuevas concesiones petroleras, la creaci n de la empresa estatal CVP y su decisiva participaci n en la creaci n de la OPEP. Las empresas petroleras extranjeras, sinti ndose amenazadas por el aumento del Impuesto sobre la Renta y la anulaci n de las concesiones petroleras recibidas durante el periodo perezjimenista, redujeron sensiblemente el ritmo de sus actividades de exploraci n y perforaci n. De esta manera se redujo dr sticamente la inversi n bruta de la industria petrolera. Con el prop sito de paliar los efectos de la crisis, el gobierno, con el apoyo del llamado Pacto de Punto Fijo, decidi aumentar el nivel del gasto p blico, especialmente de los gastos corrientes, increment la presi n tributaria y recurri de m s en m s al cr dito p blico. Todo ello se concret en una gesti n fiscal ampliamente deficitaria. Las reservas internacionales que alcanzaban, a finales de 1957, 1.396 millones de US d lares, se situaron en 1962 en 583 millones y se agudiz la salida de divisas por una violenta fuga de capitales. El gobierno, para contrarrestar la salida de divisas, estableci en noviembre de 1960 un r gimen de control de cambios, que se hizo m s severo en 1961. A partir de 1962 la econom a comienza a recuperarse, observ ndose un saldo positivo en la balanza de pagos, la estabilizaci n del tipo de cambio en el mercado libre y el aumento progresivo de las reservas internacionales. En enero de 1964 se elimin el control de cambio y se formaliz la devaluaci n del bol var, con un tipo de cambio libre a raz n de 4.50 Bs. /Us $. La crisis energ tica de 1973. A partir de 1970 el precio del barril de petr leo comenz un formidable ascenso, por el aumento del consumo mundial de petr leo. A este aumento se uni el estallido de la cuarta guerra rabe israel produciendo aumentos a n mayores del petr leo. A finales de 1973 la econom a estadounidense entr en una profunda recesi n. Manifestada por la persistencia de los d ficit en la balanza de pagos y su incidencia sobre el sistema monetario, con sus consiguientes consecuencias sobre el nivel de la producci n industrial y el desempleo. Esa depresi n se tradujo en Venezuela en la disminuci n de la producci n y la exportaci n de petr leo. Pero el aumento de los precios mundiales del crudo. Que aument los ingresos fiscales del pa s, evit que la crisis mundial repercutiera negativamente sobre la econom a nacional. La crisis iniciada en 1983. El 18 de febrero de 1983 se produjo el llamado ” Viernes Negro”, como consecuencia de una reiterada pol tica econ mica gubernamental llena de desaciertos, mientras los ingresos petroleros disminu an y estallaba la crisis mexicana (que creo severas tensiones en la banca internacional). Todo eso favoreci el desarrollo de un grave clima de incertidumbre econ mica interna, fuga de capitales, incapacidad de cancelar los compromisos de la deuda externa, reducci n de la inversi n neta privada, d ficit en la balanza de pagos y disminuci n del nivel de las reservas internacionales. El gobierno estableci ese mes de nuevo el r gimen de control de cambios. Despu s de casi veinte a os con un sistema de tipo de cambio fijo y de libre convertibilidad del bol var. As se implantaron, conjuntamente, el R gimen de Cambios Diferenciales (RECADI), con dos tipos de cambio o paridad fija preferencial (4,30 y 6,00 Bs./Us $) y un mercado libre a paridad variable, y el Sistema Administrado de Precios. En 1984 se modificaron las tasas de cambio preferenciales (4,30; 6.00 y 7,50 Bs./US $) y se utiliz el tipo de cambio de 7,50 para la mayor parte de las importaciones de bienes y servicios, y se tomaron varias medidas de austeridad en el gasto p blico, que significaron fuertes sacrificios para la poblaci n y el aumento del desempleo y el subempleo. En febrero de 1986 se logr un primer acuerdo de refinanciamiento de la deuda p blica externa, que no pudo ser cumplido por la irreal sobreestimaci n de los ingresos petroleros, que experimentaron una fuerte ca da en los mercados internacionales. Para compensar la reducci n de los precios del petr leo, se aument el volumen de petr leo producido. Para contrarrestar la recesi n, el gobierno inici una pol tica expansiva del gasto p blico, e incurri en importantes d ficit fiscal, que oblig a real
nike air max 90 contrareembolso EMPRESA PUBLICA Y PRIVADA EN LA ECONOMIA

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1442 entradas

Navegación de la entrada