air max bw EN LA CLAUSURA DE LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PARTIDO DE CIUDAD DE LA HABANA

nike air max force EN LA CLAUSURA DE LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PARTIDO DE CIUDAD DE LA HABANA

M que razonar, y muchas veces he tenido que razonar en todos estos actos, quisiera expresar algunos sentimientos, y hacerlo todo lo breve posible siempre digo posible, no siempre lo logro (RISAS) , pensando en que hemos vivido casi 12 horas de esfuerzo mental y emocional.

Ha sido un privilegio, realmente, estar aqu Pasa el tiempo, se acumulan los recuerdos, pero en realidad esta asamblea, por su estilo, por su calidad, por lo que se ha dicho, por la forma en que se ha dicho, por el momento en que se ha dicho, por los tiempos que vivimos, es una de las mejores asambleas que hayamos podido presenciar en la vida. C ha cambiado nuestro Partido, c se ha fortalecido, c se ha superado!

S a lo largo de esta lucha revolucionaria muchas veces nos hemos reunido, pero cu nos reunimos con m nivel, con m calidad, con m sabidur con m cultura?

El compa Machadito como le llamamos cari que ha estado en todas las asambleas, me cuenta que m o menos fue igual en todas las provincias, y a que a le parec esta especialmente buena.

Creo que no me he perdido ni una sola palabra, ni una coma; s se me perdi una coma cuando le este letrero que dice: “Estoy y estar con la Revoluci por principio”, y veo algo ah un rabito, no s bien qu es, debiera de haber una coma (RISAS), por deber. Pero as he atendido cada palabra, cada discurso, cada explicaci con la humildad que lo hicieron, con la modestia. Parec en cierto momento que les daba pena hablar de las cosas buenas que han hecho, por ese insaciable y justo esp de autocr y de insatisfacci que debemos tener siempre.

Todos los que hablaron, en ese milagro de repartici que hizo Lazo en tan breve tiempo dando cinco minutos, para explicar cu hab sido las tareas, los las realizaciones en estos a y pudi decir en estos meses, lo hicieron de modo realmente impresionante, y nos pod decir: Qu gran Partido tenemos!

Unos miden la obra de la Revoluci por un o por otro, muchos pero hoy, un d como hoy, podr medir la obra de nuestra Revoluci por el Partido que se ha forjado en estos a dif duros, heroicos y gloriosos. En eso pensaba, sobre todo; en c se expresan ustedes, con qu precisi con qu talento, con qu sencillez, con qu humildad.

Cuando cada uno usaba de la palabra, para hablar de cada f de lo que han hecho, de lo que est haciendo, dec menos, a mi juicio, de lo que han hecho, porque sabemos, por disponer de m elementos de juicio, con cu dificultades se ha hecho lo que se ha hecho y por qu ha sido necesario trabajar de d de noche, de madrugada, a todas horas, para alcanzar los logros que vamos obteniendo. Y qu dif era lograr todo eso en estos tiempos, en estos tiempos de per especial, en estos tiempos de bloqueo cada vez m cruel, en estos tiempos en que el poderoso imperio libra su batalla contra un pa en el mundo, contra uno, y peque al lado de sus costas.

Por eso digo, por encima de todo, que me siento orgulloso de ser comunista (APLAUSOS PROLONGADOS), y me siento orgulloso de pertenecer a un Partido que cuenta con hombres y mujeres como ustedes, y de ser parte de un pueblo como el nuestro.

De los avances logrados en el orden material, en tan breve tiempo y con tantas dificultades, se ha hablado aqu mucho o poco en el d de hoy; pero qu bien se ve la idea de que la proeza realizada solo era posible en el socialismo. Cuando hablaron los cient cuando habl Conchita, cuando habl Herrera, cuando habl Chomy, o cuando habl Leal y otros muchos compa de cada una de sus palabras se deduc que nada de eso era posible sin el socialismo.

Lo que dijo Dotres sobre salud, se hubiera podido decir sobre educaci y sobre otras muchas cosas solo posibles con el socialismo, y qu privilegio para un pa ser uno de los pocos que en el mundo hoy pueden hablar de socialismo y pueden hacer cosas socialistas.

Se mencion la propiedad privada y el capitalismo para expresar que pod hacer las cosas tan bien como ellos. Yo dije y despu lo repiti Jos Luis que pod hacer las cosas mejor que ellos, y mejor que ellos en muchas cosas lo estamos haciendo ya.

Conchita mencionaba la cooperaci Chomy la mencionaba, acerca de los centros de investigaci cient c trabajaban, cu proyectos, cu esfuerzos, como resultado de las leyes que rigen nuestra sociedad, no del ego no del mercantilismo, que har imposible todo eso.

Es por ello que nuestro esfuerzo se multiplica, y es por ello que el peque pa del Tercer Mundo compite con la Smith tal,
air max bw EN LA CLAUSURA DE LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PARTIDO DE CIUDAD DE LA HABANA
y no quiero mencionar. No, es que no quiero mencionar, porque no quiero ofender; y es que no quiero ofender, porque son importantes instituciones internacionales que empiezan a reconocernos y empiezan a respetarnos con una profunda admiraci por lo que nuestro peque pa ha hecho en la ciencia, gracias a su forma cooperada de trabajar.

Podr existir nuestras escuelas sin esa cooperaci Ayer hablaba Vecino de que pronto tendremos el 50% de los profesores universitarios con t cient Nosotros, que empezamos casi de cero, con alrededor de un 30% de analfabetos nadie sabe ni la cifra, porque a lo mejor estaban muchos en primer grado y le algo o escrib algo, sus nombres, firmaban, no ten que usar la huella digital ; y a la escuela no iban todos los ni iba solo una parte muy peque aquellos que estaban en la ciudad, o no ten que trabajar para vivir, o no ten que estar con el padre all laborando en el campo, o que ten alg zapato o alguna ropa para ir a la escuela.

Ayer lo record c empezamos, y hoy somos casi una potencia cient una potencia universitaria, una potencia educacional. No tenemos ning ni sin escuela, ning ni de la calle, ninguna prostituci infantil, como explicaba excelentemente Lage en las Naciones Unidas: Si hay 200 millones de ni en las calles, ninguno es cubano; si hay 100 millones de ni trabajando sin poder ir a la escuela, en medio de cientos de millones de desempleados, ninguno es cubano; si un mill 2 millones, 3 millones o 10 millones, nadie sabe cu son v de la prostituci infantil, ninguno es cubano. Y as podr continuar hablando de tantas cosas, de adultos y de ni que si mueren porque no tienen un m ninguno es cubano; o si mueren porque no tienen una vacuna, ninguno es cubano.

Vean qu fuerza, qu moral la de nuestro pa Qui podr negarnos el hecho real de ser el pa que m se ocupa del ser humano, de ser el pa que m se ocupa del hombre, de la integridad del hombre, de los derechos del hombre? Esos y todos los dem porque aqu son nuestros ciudadanos los que postulan, como saben ustedes perfectamente bien, y aqu son nuestros ciudadanos los que eligen, y hay mucho m que un partido: hay un partido que dirige, pero hay millones que postulan y millones que eligen. En ning otro pa hay m participaci popular y democracia que en Cuba. Un sistema social y pol como el nuestro solo se puede sostener por el consenso del pueblo, por el apoyo de la inmensa mayor del pueblo, y tal es el inter que despierta en amigos y en adversarios que aqu vota m del 95% de los electores, aunque no est obligados a votar. En Estados Unidos, el modelo, vot creo que el 48% de los electores, y de tal modo aprecian esa brillante democracia que prefieren irse a la playa, al cine o a una fiesta el d de las elecciones la mayor de los ciudadanos, y eligen al presidente con el 24% el 25% de los electores del pa

Aquellos que preconizaban que la Revoluci se derrumbar a la semana siguiente del campo socialista, qu dir hoy? Tendr que preguntarse, c pudo resistir aquel terrible golpe econ golpe pol golpe moral, golpe ideol que nos dej solos, frente al colosal imperio que pas a ser la potencia dominante y hegem del mundo. Yo les pregunto c y de qu forma habr podido resistir alg otro pa con otras instituciones que no fueran nuestras instituciones.

Claro est que defend muchas cosas, no solo la Revoluci defend la independencia, defend el derecho a tener una patria, defend el derecho a ser libres, defend el derecho a ser soberanos; defend m de 100 a de lucha, defend la justicia, defend el derecho a ser considerados y a ser tratados como seres humanos. En todo caso, si fuera conveniente un d hacer un cambio, podr decir: Bueno, el comunismo, sin Estado y sin Partido, aunque veo, por la cara de algunos de ustedes y por el cari que sienten hacia el Partido, que les gustar que siempre, siempre tuvi nuestro Partido (APLAUSOS).

Les dec que todos nos vienen a dar recetas, a imponer condiciones. Como ustedes saben, en una conferencia de prensa en Roma yo mencion que hubo hasta quien dijo recientemente que, como hab sido territorio espa ten derechos especiales. Nosotros decimos que, como derrotamos al imperio espa con la sangre de Maceo y la sangre de Mart tenemos derechos especiales a ser m independientes de aquella metr que de ning otro pa (APLAUSOS PROLONGADOS.) Treinta a de luchas heroicas, para que despu nos vendieran por 12 monedas.

Otro caballerito dijo, como en un tablero de ajedrez, que si Cuba mov fichas, ellos mov fichas, y yo le dije que el destino de un pa no se juega en una mesa de ajedrez.

Pero vean qu manera de pensar, qu concepci y qu poco conocen a los cubanos, porque nosotros hemos luchado contra la potencia m poderosa de la Tierra y de la historia, y todav aqu no han temblado ni las hojas de los

Qui nos pueden hacer temblar a nosotros? Qui nos pueden imponer algo? Qu se creen? Ni nos ponemos de rodilla ante nadie, ni pedimos limosnas a nadie (APLAUSOS). Y no hablo del pueblo espa pueblo noble, generoso y amistoso, donde tantas y tantas personas son solidarias con Cuba; hablo de los que quieren volver a hacer aqu el papel de Balmaseda, o el papel de Valeriano Weyler, o el papel de los que nos vendieron a Estados Unidos antes que aceptar la independencia que nos hab ganado combatiendo. No, no es posible confundir al pueblo espa con ese tipo de personas.
air max bw EN LA CLAUSURA DE LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PARTIDO DE CIUDAD DE LA HABANA

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1442 entradas

Navegación de la entrada