nike air max 2011 el botín de película de los Rosas

nike air max modelos el botín de película de los Rosas

Los ‘Panteras Rosas’, la mejor banda de atracadores de la historia EL MUNDOCinco han sido detenidos tras llevarse 400.000 en 48 segundos. Les presentamos a la mejor banda de atracadores de joyas de la historia15/08/2016 04:12De blanco impoluto y coronada la cabeza por unos sombreros color arena, dos jóvenes altos y atléticos caminan por una de las mejores calles de Barcelona. Parecen dos turistas millonarios de los que se alojan en un hotel de lujo y se paran en algunas joyerías para comprarse un buen reloj. Pero lo que en realidad están haciendo es calcular distancias, trazar puntos de vigilancia y, sin descanso, observar si los siguen. Cuando miran los escaparates no se fijan en el maniquí, sino en el reflejo del cristal: hay alguien con los ojos fijos en sus espaldas?

Los dos pretendidos turistas son profesionales, pero no se dan cuenta de que llevan tres días siendo observados. Treinta agentes coordinados por la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacionalvestidos de paisano les siguen los pasos. Y los detendrán a la maana siguiente, este pasado 5 de agosto, cuando en el Paseo de Gracia tenga lugar un atraco millonario (400.000 euros en anillos) y veloz (48 segundos) a una de las joyerías más caras de la ciudad.

Es su último error y el más exitoso golpe contra los Pink Panthers, los Panteras Rosas: una organización criminal de película que en los últimos 17 aos ha robado más de 350 millones de euros en joyas y relojes. 400 atracos en 35 países, siempre con un sello muy característico: tardan menos de tres o cuatro minutos y, aunque van fuertemente armados (a veces usan pistolas simuladas), intimidan pero nunca disparan. Son educados, políglotas, altos y a menudo atractivos., y la Interpol no tiene duda: forman la mejor banda de atracadores de joyas de la historia.

Su sistema es casi infalible. En Barcelona replicaron un estilo que los ha hecho famosos desde Japón hasta Suiza. Aunque donde son estrellas, héroes, es en su tierra. La mayoría procede deSerbia, aunque también los hay montenegrinos. En la Yugoslavia de los aos 90 guerra, bombardeos de la OTAN y sanciones de la ONU el país se desintegra. A un lado queda la rica Europa; al otro, la oscura Rusia. La leyenda extraoficial dice que los criminales más temidos por los joyeros nacen allí, entrelos Tigres de Arkán, paramilitares sanguinarios que en la mísera posguerra reciben pasaportes del Gobierno para viajar a Europa y conseguir dinero.

Un ladrón ‘gentleman'”Fundamos los Pink Panthers como una protesta contra Alemania, Francia. por la ruptura de Yugoslavia”, ha dicho el autoproclamado creador de la banda, el serbio Rakjo Causevic, de 59 aos, arrestado en diciembre. “Se me ocurrió la idea de formar un grupo de ladrones con estilo. (.) Yo soy un ladrón, pero un gentleman”. Llevan relojes caros, conducen cochazos y se alojan en hoteles de cinco estrellas, robando a los ricos de Europa. Son así los ven los Robin Hood balcánicos.

Los primeros atracos atribuidos a este grupo datan de finales de los 90, aunque los golpes más llamativos y cada vez más frecuentes arrancaron con el cambio de siglo. El que les da nombre es el mayor robo de diamantes de la historia del Reino Unido. Sucede en 2003 en la joyería Graff de Londres, que se precia de vender “las joyas más fabulosas del mundo”: en tres minutos, dos panteras rosas con traje y peluca salen de ella con un botín estimado en 23 millones de libras. En el domicilio de uno de los sospechosos, Scotland Yard halló un diamante escondido en un bote de crema facial, como en la película deLa Pantera Rosa (1963), y la prensa bautizó así a la banda. A los ladrones les gustó tanto que en alguna ocasión posterior atracarán vestidos de rosa e incluso guardarán peluches del dibujo animado en los hoteles donde preparan sus asaltos.

Y vendrán muchos más. Locuras impensables, escenas que suenan a una mezcla entre Ocean’s Eleven y Reservoir Dogs. En una feria de antigedades de París, aprovecharon que los empleados de una joyería estaban distraídos por la visita de la esposa del primer ministro francés y robaron un diamante de 11 millones de euros. En otra feria de joyería en Suiza, se infiltraron como operarios y cambiaron los cristales blindados de las vitrinas por cristales normales; cuando la feria abrió al público, se hicieron pasar por visitantes y se llevaron las joyas.

En bici, en lancha. Su siguiente salto fue a Tokio: dos panteras entraron con mascarillas y un bote de gas lacrimógeno en la joyería Le Supre Diamant Couture de Maki: en 36 segundos se llevaron el famosísimo collar Condesa de Vendme, de 116 diamantes. Se han atrevido también con una joyería en Baréin parecían seis mujeres árabes con burka, pero eran seis pink panthers: más de un millón en joyas y relojes en 45 segundos , y han huido en moto, bici, helicóptero e incluso por mar, como en Saint Tropez, de donde, vestidos de hawaianos, se fugaron con una lancha. Hasta se vistieron de geos belgas paraentrar en el aeropuerto de Bruselas y robar de un avión la carga de diamantes.

El collar Condesa de Vendme, con 116 diamantes, lo robaron de una joyería de Tokio en 2004. Otros cuatro se disfrazaron de turistas adinerados, tres de ellos de mujer como en Con faldas y a lo loco, para atracar una de las joyerías más caras del mundo, laHarry Winston de París, en 2008. Se llevaron 85 millones en diamantes sin disparar un tiro ni accionar su granada. Con una bufanda en la cara entró otro hombre a una exhibición de diamantes que se celebraba en Cannes en 2013. Entre los collares preparados para brillar en los cuellos de las actrices invitadas al Festival de Cine, el ladrón se llevó 103 millones de euros. Hasta la fecha, el mayor robo de joyas en Europa.

Pero su hazaa más famosa, porque parece sacada de una película de acción, los llevó a Dubái. Lo llaman el golpe del siglo: dos audis atravesaron un lujoso centro comercial a toda velocidad hasta llegar a la mejor joyería. Provistos de pasamontaas y dos subfusiles, desvalijaron las vitrinas y, en 176 segundos, sin que la policía pudiera siquiera reaccionar, se llevaron tres millones. “Para eso hacen falta nervios de acero”, dice el inspector lvarez, responsable del operativo policial desplegado en Barcelona y que lleva cuatro aos persiguiendo a la banda dentro de la UDEV. “Y los Pink Panthers los tienen”.

En Espaa la Policía los conoce bien. Hace tres aos esta unidad de la Policía Nacional arrestó en Alcalá de Henares a uno de los ladrones de Dubái, Borko Ilincic que presumía de saber inglés y espaol y solicitó evitar la cárcel a cambio de recluirse en un hotel de lujo que él mismo pagaría , y la colaboración con la Interpol es estrecha. Los Panteras Rosas han desafiado tanto a la policía que la agencia creó en 2007 un grupo específico con agentes de 22 países para combatir a la banda. Siguiendo el juego, lo llamóProject Pink Panther. De los en torno a 800 miembros que habrían engrosado las filas de la organización criminal, 200 han sido detenidos.

“Cada vez son más jóvenes y más peligrosos”, indica el inspector lvarez. Ya no todos son paramilitares de las guerras balcánicas, que a menudo están en la cárcel o bien se han retirado a su patria. (En algunos casos, invirtiendo su fortuna en locales y discotecas en Belgrado; otras, dirigiendo, desde el salón de su nuevo chalé, un desembarco de droga en la Costa del Sol). Los nuevos reclutas son jóvenes. Y Espaa les gusta. Según los datos aportados a Crónica, al margen de un puado de atracos en investigación, hay pruebas de que en nuestro país han realizado desde 2006 al menos 13 atracos. Como en Fuerteventura, este noviembre: robaron un millón de euros de una joyería y escaparon en un velero que los esperaba en la playa. En Madrid, Palma de Mallorca y Tenerife han repetido una vez y en Barcelona han cometido seis robos, dos en la misma joyería. Esa noche, la operación policial más ambiciosa contra un atraco en Espaa echó a andar.

La huida de la joyería de Barcelona de los dos atracadores: uno con peluca (armado) y otro con el casco y las joyas. CRNICACupurdija se aloja primero en un hotel de la ciudad. Al día siguiente se cambia a otro de Badalona. Ese martes los policías lo ven hablando con dos jóvenes: los pretendidos turistas adinerados con sombrero, alojados en Tarragona. Así que se convierten también en su sombra mientras, por separado, van y vuelven a Barcelona en coche alquilado, en taxi, en cercanías. tomando todo tipo de precauciones.

El jueves, víspera del atraco, los dos jóvenes merodean por la milla de oro, entre el Paseo de Gracia y el cruce con Diagonal, donde se concentran más de cinco joyerías exclusivas. A veces se quedan de pie, quietos durante una hora, observando. Al cabo de un rato, tiran sus sombreros y se van de compras por las Ramblas: entran en la tienda del Bara, en Adidas y en Nike como dos turistas más. Y por la noche no se van directos a la cama: se desplazan hasta Salou para cenar y tomar unas copas. Ya tienen todo el plan montado hasta el último detalle. No se han dado cuenta de que la Policía los tiene controlados. Al día siguiente se levanta el telón.

Los agentes desconocen qué joyería han elegido y el dispositivo es complejo: hombres, mujeres, vehículos, motos. Participan agentes de la UDEV, de la Unidad de Vigilancia y Seguimientos y de la Jefatura Superior de Catalua. También geos. Esa maana, los tres ladrones forman un triángulo alrededor de su objetivo: la joyería Grcia, en el número 46. Y ocurre lo imprevisto. Aparece un cuarto hombre provisto de una peluca, pantalón largo, americana y unas gafas de pasta con los cristales tintados. Se cruza con uno de ellos: se miran sin hablarse. Y la Policía se divide para vigilarlo también a él. Todo sucede muy rápido.

A las 10.58 horas el hombre de la peluca llama a la joyería. Dentro hay una limpiadora y dos empleados. Uno de ellos se fía y aprieta el botón para que la puerta se abra. El supuesto cliente entra, saca una Magnum 44 (la deHarry el Sucio, casi imposible de comprar en Espaa), los encaona y los obliga a tirarse al suelo. El empleado se abalanza sobre él para intentar quitarle el arma; no lo consigue y acaba obedeciendo. El de la peluca sujeta la puerta, que casi se le cierra, y deja entrar a un segundo hombre (el quinto del grupo), éste con un casco y un bolso de viaje del que saca una maza. Rompe la vitrina que contiene las mejores joyas (sabe exactamente dónde están) y, sin que haya transcurrido un solo minuto, salen corriendo para subirse a la moto que han dejado en marcha en la esquina.

Pero la Policía los espera fuera. Tras darles el alto y ellos seguir corriendo, los agentes efectúan dos disparos intimidatorios al aire y los capturan. Aunque el botín no lo recuperan entero: en su huida, al del casco se le han ido cayendo del bolso unos 20 anillos de brillantes. Los policías los recogen de la calle. Pero, en medio del pánico desatado por los disparos, algunos desaparecen entre la gente.

La “joya de la corona”

El reto pendiente pasa por conocer quién financia a los Pink Panthers. Según las pesquisas policiales, la organización no tiene un líder. “Funciona mediante células. Más que una organización jerarquizada es una franquicia”, indica el inspector lvarez. Pero la Policía sospecha que sí pueda existir un “financiador”: alguien que paga la infraestructura del atraco (vuelos, hoteles, armas) y después pide cuentas sobre el material robado e, incluso, se encarga de venderlo en el mercado negro. El otro gran desafío se llama Bojana Mitic: una bella y elegante atracadora de Nis (Serbia) que se ha convertido en la pantera más famosa. En la banda, las mujeres hermosas suelen hacerse pasar por clientas con dinero para estudiar las joyerías desde dentro. Mitic ayudó a Borko Ilincic en el atraco con audis de Dubái pero, a diferencia de él, no fue detenida. Este martes, la llamada “joya de la Corona” cumplirá 35 aos sin que nadie sepa dónde está.

Mientras tanto, el cabecilla del atraco en Gracia, Branko Cupurdija, y sus cuatro compinches Milan Dencic (de 24 aos), Nikola Milovanovic (28), Stefan Zivic (25) y Marijan Nikolic (30), según los ha identificado la prensa serbia , siguen en la cárcel, asistidos por abogados de oficio. Si son peces gordos quizá acabe defendiéndolos algún letrado espaol relacionado con la delincuencia serbia. Por el momento no han querido declarar. Aunque Cupurdija sí le dijo una cosa al policía que lo detuvo: “Enhorabuena”, le soltó en inglés. “Nosotros lo hemos hecho muy bien, pero vosotros lo habéis hecho mejor”.
nike air max 2011 el botín de película de los Rosas

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1392 entradas

Navegación de la entrada