nike air max triax ol bajo el fuego cruzado del Wolfsburgo

nike air max 1 lunar ol bajo el fuego cruzado del Wolfsburgo

De lo contrario, dependería de un CSKA que ya no tiene opciones. Por tanto, más le vale al United no confiar en otros y centrarse en el Wolfsburgo, que no es poco. Los alemanes, líderes del grupo B, se han mostrado solventes, por encima de sus dudas financieras.

El Wolfsburgo es propiedad de Volkswagen, un dueo inmejorable, se diría, pero no hoy, cuando vive envuelto en un escándalo que compromete a su franquicia deportiva. Y el encargado de disipar los nubarrones es el madrileo Francisco Javier García Sanz, de 58 aos, presidente del Wolfsburgo desde 2009, presidente de Seat y miembro del consejo de Administración del Grupo Volkswagen como responsable mundial de Compras, cargo que le llevó de los despachos al palco. No es un terreno extrao para este aficionado de verdad, militante madridista y amigo íntimo de Florentino Pérez, al que visita cuando puede en el Bernabéu.

De capa caída desde el escándalo de Volkswagen Podría andar de celebración el Wolfsburgo, ante la posibilidad de avanzar en la Champions y, sin embargo, anda cabizbajo desde que su propietario anunció el mes pasado que reducirá en mil millones anuales sus inversiones, para hacer frente a la avalancha de multas y demandas judiciales que le esperan por haber manipulado las emisiones contaminantes de once millones de vehículos. El nuevo presidente, Matthias Mller, dijo entonces que el escándalo obligaba al consorcio a revisar todo, también su mecenazgo del Wolfsburgo. Para el club, esos ajustes supusieron en primer lugar devolver parte de los 60 millones de superávit que arrojó el traspaso de Kevin de Bruyne al Manchester City (76 millones) y el de Ivan Perisic al Inter de Milán (20 millones). Además, obligó a paralizar la construcción del nuevo centro de entrenamiento (valorado en 40 millones).

García Sanz salió pronto a la palestra para evitar que cundiera el desánimo y aclaró que Volkswagen tiene una responsabilidad especial con el equipo y que considera el apoyo de la compaía al Wolfsburgo una contribución estratégica que va a tener siempre el respaldo adecuado, aun cuando Volkswagen esté revisando de forma intensa sus gastos.

El Wolfsburgo, pese a todo, no sólo ofrece titulares negativos cuando se trata de su situación financiera. Tiene por ejemplo en cartera un contrato de patrocinio de diez aos con Nike que le reportará 80 millones de euros anuales, según la revista deportiva alemana Kicker. Aun así, con niebla en el horizonte, es poco probable que el Consejo de Supervisión del club apruebe próximamente fichajes millonarios como los de los internacionales alemanes André Schrrle y Julian Draxler, que supusieron este ao un desembolso de 70 millones de euros. Hoy, eso sí, se dan por buenos, pensando en tumbar al United, un imperio en riesgo.
nike air max triax ol bajo el fuego cruzado del Wolfsburgo

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1392 entradas

Navegación de la entrada