comprar nike air max 90 Primera y no última vez en Nueva York

tiendas de air max Primera y no última vez en Nueva York

Con poco mas de un ao de retraso, por fin me animo a escribir el diario de lo que para nosotros fue un viaje perfecto. En esta primera parte permitidme que no cuente lo que creo que casi todo el mundo sabe como el “ESTA”, caducidad del pasaporte y demás temas imprescindibles que ya están muy trillados y apenas cambian ao tras ao para centrarme mas en temas personales y que pueden variar mas como la elección de vuelos y hoteles, planificación

No recuerdo desde cuando llevo queriendo hacer este viaje pero se que es el lugar del mundo que siempre me ha llamado mas la atención. Casualidad o no, comparto mi vida con una persona que adora la ciudad casi tanto como yo, y desde que nos conocimos hemos esperado a que llegase el momento idóneo para partir rumbo a la gran manzana.

Cuando disponíamos de tiempo, no teníamos suficiente presupuesto y cuando si lo teníamos no nos coincidían las vacaciones,aunque también hay que decir que éramos bastante exigentes con respecto a los dos temas. Lo primero son las fechas, como no, queríamos ir cuando el tiempo fuese el ideal y no coincidiese con oleadas masivas de turistas y aunque esto no pudo ser quedamos conformes con la época que elegimos.

Unos días antes de la Semana Santa del ao 2013 tomamos la decisión que nos llevaría ese verano a nuestro destino. Todo empezó a raíz de que ese verano iba a ser probablemente el ultimo en mucho tiempo en que tuviésemos todo el mes de agosto de vacaciones. Con la tontería empezamos a mirar sitios nacionales, caribe, crucerosnada nos llenaba así que ampliamos un poco mas el presupuesto. Ahí ya es donde empieza a rondar la idea de cruzar el charco con destino a la ciudad de los rascacielos pero pronto vemos que el presupuesto aun ampliado se nos quedaba corto pronto ya que los VUELOS estaban a unos 700 por cabeza.

Siempre hemos tenido claro que en una primera visita deberíamos de estar como poco diez noches, son tantas las cosas que ver y hacer que no contemplábamos ir menos. Pasamos unos cuantos días pensando si dábamos el paso, nos esperábamos o elegíamos otro destino hasta que una de las búsquedas matutinas en Skyscanner dio sus frutos. La empresa holandesa KLM sacaba unos vuelos directos MAD JFK operados por Delta por poco menos de 500 los cuales no dudamos ni un segundo en coger.

Pasada la euforia inicial y una vez asumido que nuestro presupuesto se debía de duplicar (mas bien triplicar) tocaba seguir con el siguiente paso, donde alojarnos.

Yo siempre había tenido preferencia por un HOTEL dentro de los accesibles; el Grand Hyatt. No se si por si ubicación, por salir en todas las postales de la Grand Central Terminal y el Chrysler, o simplemente por su hall pero sabia por donde tenia que empezar a mirar. Como nos temíamos, tenia un precio bastante alto así que nos tocaba empezar a trillarnos todas las paginas de buscadores de hoteles para dar con algo céntrico, que no pareciese sacado de una película de miedo y que no se disparase de precio.

Desde un primer momento habíamos descartado el tema de dormir fuera del Midtown por la perdida de tiempo y comodidad que conlleva y la opción de apartamento que preferimos dejarla para la próxima visita.

Probando buscadores, consultando Tripadvisor y buscando la suerte que tuvimos con el vuelo, una tarde nos da por entrar en Trivago y bingo! Mi querido Grand Hyatt a precio de saldo, prácticamente la mitad de su precio habitual pero había un problema; la web a la que nos redirigía Trivago para hacer la reserva, Last Minute Travel, no la conocíamos, ni nos sonaba ni encontrábamos referencias en internet así que nos tocó coger el teléfono y hacer alguna llamada. Por suerte tenemos una amiga que trabaja en el sector hotelero y nos pudo confirmar que el sitio era de fiar y una vez reservado se encargó de llamar para confirmar que todo estaba correcto. En algún sitio vemos que bloquean 100$ POR NOCHE en la tarjeta de crédito al hacer el check in. Nos quedamos un poco a cuadros ya que entre eso y la franquicia del coche nos dejaba una de las tarjetas KO. Con este miedo llegamos hasta el hotel pero después resulto que eran sólo 100$ en total.

Ya con lo mas importante confirmado continuamos con los trámites legales imprescindibles para entrar en USA; los pasaportes nuevos, el ESTA y el carnet de conducir internacional ya que no pensaba volverme sin conducir un Mustang Convertible!

No menos importante es el SEGURO MDICO que nos cubriese en caso de algún contratiempo. Ojeamos un poco las opiniones que encontrábamos por internet y prácticamente todos pecaban de lo mismo así que rezamos para no tener que utilizarlo y cogimos el de Intermundial por 135 después de comparar coberturas e indemnizaciones de las principales aseguradoras.

Al mismo tiempo comenzamos a darle forma a lo que seria nuestro PLANNING para este viaje mientras nos empapábamos bien de información en todos los blogs, revistas, foros y diarios que nos encontrábamos. Llegamos a la conclusión de que Google Maps y el calendario de Outlook serian nuestros aliados.

Empezamos aadiendo a un mapa de Google Maps (que después dividiríamos por días) todos los puntos de interés, zonas, tiendas, restaurantes, atracciones y edificios que queríamos visitar. Esto que parece sencillo nos llevo muchas semanas ya que siempre había algún nuevo descubrimiento o algo que habíamos pasado por alto. Mientras tanto íbamos rellenando nuestro calendario de Outlook con lo que tenia una fecha o un día predefinido como el sábado con Brooklyn y sus mercadillos o el domingo con Harlem y la misa gospel.

Al mismo tiempo que el planning iba cogiendo forma empezamos a reservar los eventos deportivos para poder cuadrarlos bien y otras cuestiones que también requerían de reserva como el coche y la bici de alquiler y el velero por el Hudson.

En este punto ya se nos había pasado por la cabeza mas de una vez el tema de las TARJETAS TURSTICAS; que si New York Pass, New York City Pass, Go Explorer No tardamos mucho en descartarlas ya que no nos compensaban ni por asomo ademas de incluir muchos museos los cuales habíamos decidido prescindir en esta visita. Entonces fue cuando descubrimos la Go Select, en la que tu mismo decides que atracciones incluir entre unas 60 y se te aplica un descuento según el numero de ellas que elijas. No encontramos muchas referencias de este tipo de pases pero era lo que mas nos interesaba así que terminamos cogiéndola con las entradas a los miradores del Empire State y el Top of the Rock, el museo Intrepid y el crucero Shearwater Classic Schooner por unos 150 para los dos. También cogemos las entradas al 9/11 Memorial mediante la donación de 4$. Actualmente creo que no hay que pagar nada para ver las fuentes pero si para el museo.

Pensamos incluir en el pase el ALQUILER DE LAS BICIS para Central Park pero encontramos un mejor precio en Central Park Sightseeing, 32 por dos bicis durante 4 horas aunque luego resulto no ser tanta la oferta.

Con todas las atracciones ya reservadas desde Madrid ya solo nos quedaban tres cosas que podíamos llevar cogidas desde casa, los espectáculos, las excursiones y el coche de alquiler.

Empiezo por esta ultima porque en caso de querer hacer la EXCURSIN DE CONTRASTES con el maravilloso guía Andrew Safkow hay que darse prisa. Con un poco de suerte y anticipación (4 meses) reservamos para el día siguiente a nuestra llegada las dos ultimas plazas (160$ + propina).

Aquí no hubo ninguna duda. La idea de meternos en una furgoneta a ver los barrios mientras el conductor te va contando historias y hace paradas “estratégicas” no nos llamaba nada la atención. Por el contrario teníamos otra opción que nos parecía mucho mejor; un tour con un americano que tenia buenísimas referencias en cualquier sitio donde hablasen de el y utilizando el transporte publico. Sin duda un acierto del cual ya hablaremos mas adelante.

Solo nos quedaban por confirmar los ESPECTCULOS. Mi novia es mucho de musicales, pero nuestro nivel de ingles no da para poder seguir uno perfectamente y El Rey Leon ya lo había visto por lo que optamos por dejar el teatro para otra ocasión.

Y llegan los deportes americanos! Aquí es verdad que siendo un gran amante de estos hubiese querido ver de todo; NHL, NBA, NFL, MLBpero siendo agosto nos teníamos que conformar con los dos últimos y con el fútbol americano por los pelos ya que coincidíamos con un partido de pretemporada. Estefania sin ser amante de estos no puso muchas pegas y luego termino encantada.

Rápido encontramos un partido al medio día de los New York Yankees contra Los Angeles Angels que justo podríamos acoplar después de nuestra visita al Bronx. Lo bueno del béisbol es que en temporada regular se juegan varios partidos a la semana por lo que es mas fácil encontrar alguno que nos cuadre. Cogimos unas entradas baratas en la sección 427 por Ticketmaster que se nos quedaron en 36$ con el descuento por pagar con Mastercard.

Con la NFL no lo tuvimos tan fácil. La temporada oficial comienza a principios de septiembre por lo que en agosto coincidíamos únicamente con un par de partidos de pretemporada que disputaban los actuales dos equipos de la ciudad, los Giants y los Jets en el Metlife Stadium de New Jersey. Claramente yo quería ver a los New York Giants contra los Indianapolis Colts así que intentamos comprar las entradas a través de la web oficial sin éxito y sin saber muy bien porqué. Dimos por hecho que estaban todas vendidas y como en Usa esta permitida la reventa fuimos directamente a la web mas conocida de reventa de entradas, Stubhub. Tras investigar como funcionan los tipos de envío, nos arriesgamos y cogimos dos entradas en la sección 106 que nos llegarían justo el día antes del partido aunque finalmente las recibimos por email antes de partir. Después descubrimos que hacen esto para que la gente no revenda entradas que ya son de reventa.

No menos vueltas dimos para ALQUILAR EL COCHE que nos llevaría a Woodbury y a Sleepy Hollow. Teníamos claro que los cuarenta y tantos dólares que cobran los buses con destino a Woodbury Commons eran demasiados dólaresbueno en realidad quería alquilar un Ford Mustang Convertible y era un buen momento! El problema llega cuando la mayoría de empresas de “rent a car” no te garantizan un modelo de vehículo exacto sino una categoría y no estaba por la labor de arriesgarme a que me diesen otro. Descarto a las principales compaías de alquiler para centrarme en pequeas empresas en las que me garantizan el modelo y encima son mas baratas. Pronto nos arriesgamos con Action Car Rental, la cual no tiene muchas referencias pero tiene una sucursal muy cerca de nuestro hotel y buenas tarifas.

Solo nos queda terminar de rellenar el planning y comprar algunos dólares.

Con la tarea de elegir los sitios donde comer delegada a Estefania me propongo que me estafen el menos dinero posible con el CAMBIO DE MONEDA. Un compaero del trabajo me comenta que le sobraron bastantes dólares de su anterior visita a NYC así que me propone cambiármelos a la cotización que estuviesen ese día. Perfecto, primera transacción sin comisiones! Para el resto acudo a mi banco habitual ING los cuales me dicen que solo trabajan con euros así que aprovecho para indicarles que voy a utilizar mis tarjetas en el extranjero. Me indican que no hay ningún problema aunque luego veremos que si los va a haber.

Con mi primera opción descartada hablo con algunos contactos a ver si se estiraban y me hacían un buen cambio pero no hay suerte. Como siguiente idea se nos ocurre hablar con la persona que conocemos que mas tiempo pasa en un banco, mi suegra. Bingo! Consigue el resto del efectivo sin problema. Al final fueron sobre unos 1200$ los que llevamos en cash. Por esa época estaba el euro a 1,33$ que sin ser ninguna maravilla si que se notaba en algunas compras.

Para el resto de los pagos llevamos todas las TARJETAS que tenemos con el fin de no quedarnos colgados si alguna se bloquea o se desmagnetiza. Las que mas utilizamos fueron las habituales de ING pero hubo un par de sitios donde no funciono ademas de bloquearse en otro.

El tema de la CMARA es bastante personal. Como aficionado a la fotografía que soy me llevé parte de mi equipo que al final se quedó en una cámara compacta Sony (la cual dejamos olvidada en el Bubba Gump la primera noche) y una Nikon D90 con un 18 105 y un 11 16. Para llevarlo utilice una bandolera Lowepro Sligshot 200 con intención de ir lo menos cargado posible.
comprar nike air max 90 Primera y no última vez en Nueva York

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1392 entradas

Navegación de la entrada