precio nike air max 90 Blog de ESPN en Australia

air max 90 niño Blog de ESPN en Australia

MELBOURNE Las lágrimas de Federer frente al micrófono, con un estadio lleno hasta las banderas, con el legendario Rod Laver a un costado y con millones de ojos detrás de un televisor puestos en él, hablaron por sí mismas de lo que se acababa de vivir: Rafael Nadal, el joven espaol que sorpresivamente se tomó como suyas las canchas de polvo de ladrillo hasta hacerse rey en ellas, el que venía de mandar al diablo la historia de Wimbledon para colonizar un terreno que le había sido varias veces ajeno, el que se encaramó como el mejor tenista del mundo según el ranking, lo había acabado de derrotar en un partido que una vez mas quedará para el recuerdo.

El mismo que hace apenas un ao parecía no sentirse del todo cómodo en pista dura, para verse convertido hoy en un tenista duro y difícil de vencer, acababa de negarle al gran Roger Federer la posibilidad de alcanzar a Pete Sampras en la cima de los que más torneos de Grand Slam han ganado.

Así lo sintió Federer, y por eso las lágrimas corrieron más rápido que las palabras cuando tomó el micrófono. Estuvo cerca de alcanzar un récord que hace apenas una década parecía imposible de igualar, y no pudo obviar el llanto. Muchos dicen que en el tenis no se llora. Pero no se le puede negar a nadie, y mucho menos a un tenista de sus cualidades, que se duela por lo que siente suyo. Federer no es solo una máquina de pegar raquetazos.

“Amo este juego; significa todo un mundo para mí y por eso duele cuando pierdes”, dijo tras su derrota. Así lo siente él: el tenis como suyo. Mientras Rafa, con el respeto que nuca le ha negado a Federer, dijo: “Fue un momento emocionante, que hace grande al deporte. Ver a Roger llorar prueba que también es humano”.

Los que dicen que Nadal es sólo un “pasapelotas”, los invito a que reconsideren su posición. O sino, por lo menos reconózcanle que es el mejor “pasapelotas” en la historia de este deporte. No se le gana a Federer sólo pasando la malla. Después de lo visto en Wimbledon y esta noche en Melbourne eso suena a majadería.

Rafael Nadal, seores, no es más un tiro al aire que sólo gana en tierra batida. Hace rato dejó de serlo, para dejar en claro que es el mejor del momento. Los números en el deporte son incorrumpibles. Y diciendo esto no se demerita para nada a Federer. El suizo al fin y al cabo sigue siendo la leyenda que hace rato es y que seguirá siendo mientras se gane la vida con una raqueta. Verlo jugar en vivo y lograr con tanta desenvoltura y sutileza los puntos que consigue es un placer del que cualquier amante del deporte jamás se debería privar.

Que cuál es el truco para ganarle? Ni el propio Nadal lo sabe: “No hay truco, ni hay nada”, respondió un poco incómodo con la pregunta. Insistí y sólo conseguí hacerle decir que es “mejor no jugarle por la derecha”. Nada más.

No cabe duda: Hasta al propio Nadal le duele ganarle a alguien que hace este deporte uno tan perfecto. Prefiere hablar de él, de su juego y evitar hablar del derrotado.

Rafa Nadal es el gran campeón del Abierto Australiano y Roger Federer sigue siendo Roger Federer. A ambos gracias por regalarnos estos momentos inolvidables. Sin duda, los dos siempre cabrán en el mismo renglón. Gracias a todos los que le dieron vida a este blog durante las últimas dos semanas. A ustedes mis eternos agradecimientos por permitir que estas palabras tuvieran oídos. La única mención hacia al tenis en el top 10 se la llevaba ver un partido de Wimbledon, en la cancha central. Pues bien seores del Observer, llegó la hora de actualizar esa lista y poner un duelo entre Roger Federer y Rafael Nadal entre los tres mejores sino el mejor.

Federer recuperó su estupendo nivel (EFE)

Que alguien me diga de un enfrentamiento hoy en día que tenga tanta trascendencia mundial, tanta rivalidad y que genere tanta expectativa como un Nadal vs. Federer o Federer vs. Nadal en una final de Grand Slam!.

A los que están a punto de decir Real Madrid vs Barcelona les digo que no: si bien el Barca es una máquina demoledora que no gana partidos sino que aniquila adversarios al igual que Roger y Rafa, el Real Madrid actual bien lejos está de ese nivel. Y cuando era el Real Madrid el que estaba a la altura,
precio nike air max 90 Blog de ESPN en Australia
era el Barca el que demeritaba.

En cambio estos dos desde hace rato que están en la cima de sus carreras. Cada vez que se enfrentan tiemblan los libros de récords. En el Wimbledon pasado, no lograron sino batir el récord de la final más larga en la historia del torneo y durante 4 horas y 48 minutos se demolieron a pelotazo limpio mientras nosotros, con deleite, los veíamos devorarse el uno al otro. Tal era la magnitud del evento, que de haber ganado Federer hubiera sido el único jugador en ganar seis títulos consecutivos en Wimbledon en la Era Abierta. Pero es tan impredecible esta rivalidad que pocos creían posible ver al suizo hacerle corrillo al espaol en el templo sagrado del tenis.

Aún recuerdo la frase tan bien puesta de Luis Alfredo lvarez en la transmisión de ESPN, cuando decía que para Rafa Nadal todo sería “verde esperanza” de ahora en adelante. No estaba equivocado. Hoy Rafa llega a su primera final en Australia, su primera en superficie dura en Grand Slams y busca su tercera corona distinta en estos torneos. Por su parte, Federer busca igualar la marca de Pete Sampras con más títulos ganados en majors.

Su rivalidad es solo comparada con otras que han inmortalizado este deporte: Connors vs McEnroe, Becker vs Edberg, Agassi vs Sampras y Lendl vs McEnroe. De enfrentarse seis veces más en finales de cualquier torneo romperán la marca de más enfrentamientos en esta ronda definitiva, actualmente en manos de Lendl y McEnroe con 20. stas, como su juegos, son palabras mayores.

Y lo mejor de todo es que Nadal sólo tiene 22 aos y Federer 27 y ambos parecen que nunca hubieran ganado nada: cada vez que pisan una cancha de tenis salen como dos bolas de fuego consumiendo en llamas todo lo que se les ponga en frente. Son tan profesionales en su oficio, que no les importa ridiculizar a sus oponentes. Al fin y al cabo ellos entienden que eso hace parte del juego limpio.

Si las coincidencias tienen sentido, Rafa debería perder el domingo, pues su historial en Australia dice que al ao siguiente apenas si mejora su marca anterior. En 2004, su debut, llego a tercera ronda; en 2005, avanzo hasta octavos de final; en 2006, no jugó; en 2007 alcanzó cuartos de final y en 2008 semifinales. Este ao, Rafa ya esta en la final, pero si todo concuerda, solo ganará el título el próximo ao.

Esto, por supuesto, sirve sólo para especular. Es sólo un dato curioso. Esta noche la palabra la tienen ellos. Ganará el mejor? Ganará el que cometa menos errores? Ganará el más fino o el más aguerrido?

Con Roger y Rafa nunca se sabe. Pero lo que si sé es que ganamos nosotros. La primera pregunta que le hicieron a Fernando Verdasco en la rueda de prensa, tras perder el partido de semifinales frente a Rafael Nadal, fue que si “iba a poder dormir esa noche”. Pensé, de pronto, que la prensa había malinterpretado las palabras del 13 veces campeón de Grand Slams, pues sus palabras habían sido claras y puntiagudas,
precio nike air max 90 Blog de ESPN en Australia
así que en rueda de prensa le pregunté al respecto.

Nike Air Max

Nike Air Max escribió 1442 entradas

Navegación de la entrada